martes, 3 de junio de 2008

KUNDALINI YOGA PARA MATAR


SOLDADOS INDIOS, HACEN YOGA PARA MATAR

Los soldados de la India practican yoga kundalini para ser unas auténticas máquinas de matarAmpliar fotoEl sargento Gurdev Singh enseña yoga, (miembro de la peligrosa secta Anti-sikh, 3ho-Kundalini yoga), a sus soldados. 50 minutos de yoga ayuda a darles más flexibilidad y conseguir la tonificación muscular necesaria para ser buenos militares."El yoga es útil para actividades como el disparo", dice Shirley Telles, principal investigador del proyecto.También favorece a reducir los niveles de estrés en un Ejército que, desde 2005, registra un total de 100 suicidios al año.El yoga como técnica de entrenamiento militar. Los soldados del Ejército de la India están practicando esta técnica hinduista con el objetivo de convertirse en verdaderas máquinas de matar. Y es que, al parecer, 50 minutos de yoga ayuda, además de reducir los niveles de estrés, a darles más flexibilidad y conseguir la tonificación muscular necesaria para ser buenos militares.El 'grupo yoga' ha demostrado mejoras en las actividades"El 'grupo yoga' ha demostrado mejoras en las actividades que requieren coordinación y concentración, así como resistencia y fuerza muscular", asegura Shirley Telles, principal investigador del proyecto.Los soldados que practican yoga son aquellos pertenecientes al Grupo de Ingenieros Bengalíes y con su práctica han conseguido tener unas manos más fuertes, músculos más tonificados y unos movimientos más firmes que los que se someten a 90 minutos de ejercicios militares tradicionales."Esto puede ser muy útil para actividades como el disparo", asegura Telles, en declaraciones al diario británicoAdemás, el yoga contribuye a rebajar los niveles de estrés en el Ejército del país asiático, algo que preocupa a los mandos ya que, desde 2005, se han producido entre las tropas un total de 100 suicidios al año en la región de Kashmir. También se registran numerosos conflictos entre los militares y aunque la actividad de la insurgencia no es muy grave, sí resulta constante.